¿Qué es el mindfulness?

El mindfulness es una técnica de meditación que tuvo su origen en la meditación zen, ha ganado popularidad en el mundo, dado que se ha investigado sobre su eficacia como un método para manejar las emociones y mejorar la calidad de vida.

El principal objetivo de la meditación mindfulness es eliminar el sufrimiento innecesario. Para ello, se trabaja la introspección y el autoconocimiento, logrando un equilibrio interior que permite enfrentar los conflictos con más serenidad y estabilidad.

La evidencia ciéntifica

La meditación mindfulness o atención plena viene respaldada por una amplia base científica. Se ha estudiado los efectos que la meditación mindfullness tiene en el cerebro, y se ha comprobado que produce cambios a nivel neurológico, predisponiendo nuestro cerebro para las emociones positivas. Veamos las conclusiones a las que han llegado algunos de estos estudios:

  • Un estudio realizado en la Universidad de Wisconsin desveló que la meditación mindfulness fortalece el sistema inmunitario haciendo que este produzca más anticuerpos cuando es atacado por un virus.
  • Una investigación realizada en la Universidad de Chicago descubrió que la meditaciónmindfulness disminuye considerablemente los niveles de cortisol, una hormona que se libera en situaciones de estrés y que afecta el correcto funcionamiento de nuestro metabolismo y debilita el sistema inmunitario.
  • Psicólogos de la Universidad de California descubrieron que un entrenamiento en meditación mindfulnessde tan solo ocho semanas no solo protege la memoria del paso del tiempo y los daños provocados por el estrés sino que incluso la potencia y permite acceder a los recuerdos con mayor facilidad.
  • Otra investigación, realizada en la Universidad de California, comprobó que la práctica sistemática del mindfulnessprovoca cambios estables en el funcionamiento cerebral que nos confieren una mayor flexibilidad mental y potencian nuestra capacidad de observación y de autocontrol.

En qué consiste la técnica con Mindfulness

La atención plena, nos proporciona una perspectiva más experiencial. A través de este método aceptamos las situaciones y emociones tal y como son, esto nos permite adoptar comportamientos diferentes de los que generaron el problema.

Comenzamos a ser conscientes de lo que está sucediendo, tanto en nuestro interior como en el entorno. Nos centramos en las emociones y sensaciones, intentando que estas fluyan de manera natural. Dejarnos llevar para convertirnos un observador atento, lograr liberarnos de las emociones que nos perturban, esas de las cuales ntentábamos escapar.

Aceptamos los problemas, dejamos de luchar con los síntomas y tomamos conciencia del conflicto. El mindfulness no solo proporciona un estado de conciencia plena, sino que también nos ayuda a comprender lo que sucede y, esto disminuye la tensión.

Una vez que comprendemos y aceptamos las situaciones y emociones que nos están causando daño, nuestra mente pone en marcha sus mecanismos naturales de autorregulación y de sanación de procesos internos.

La meditación mindfulness no trabaja desde una aceptación pasiva, sino que nos permite redirigir nuestra energía hacia las actividades más importantes.

Los pilares de la meditación mindfulness

  1. Centrarse en el presente

No se trata simplemente de centrarse en el aquí y ahora sino de experimentar las situaciones y sensaciones sin intentar controlarlas. No implica cambiar un pensamiento “negativo” por otro “positivo” sino vivir las cosas, sin ánimo de controlar lo que sucede, sin el influjo del pasado y sin la preocupación por el futuro. El objetivo no es controlar el malestar, el enojo o la tristeza, sino experimentarlos, sin más. Paradójicamente al experimentar lo que ocurre sin luchar contra ello, sin juzgarlo, y por lo tanto sin juzgarnos, aliviamos el sufrimiento y sentimos una mayor calma y un mayor autocontrol.

  1. Apertura a la experiencia

Implica abrir la mente a las vivencias, centrándose fundamentalmente en las sensaciones y emociones que estas generan. Se trata de evitar la crítica y cualquier tipo de prejuicio porque se considera que estos alteran la experiencia en sí. Los estereotipos solo sirven para encasillar las situaciones dentro de ciertos parámetros y hacen que estas pierdan su verdadera riqueza. Se trata de asumir la postura de un observador.

  1. Aceptación radical

Durante el mindfulness se persigue el objetivo de aceptar la experiencia, sin realizar ningún tipo de valoración. Las emociones y pensamientos supuestamente “negativos” se aceptan como algo natural. Cuando no valoramos ni rechazamos estas reacciones, nuestra mente reencuentra su equilibrio y esas sensaciones dejan de ser molestas y de ejercer un influjo perjudicial, pierden su poder sobre nosotros.

En la sesión te invitamos a trabajar sobre un objetivo específico, te acompañamos en el proceso para cambiar el ángulo de observación y así liberar las emociones que te impiden lograr tu bienestar.

Te invitamos y te acompañamos en los procesos de cambios.